Un operativo mundial contra el contrabando de fauna salvaje permitió la confiscación de miles de animales en peligro de extinción y enormes cantidades de marfil y cinco cuernos de rinoceronte.

La Organización Mundial de Aduanas e Interpol realizaron durante junio de 2019 incautaciones en 109 países y confiscaran casi 10 mil tortugas vivas, 23 simios vivos, 30 felinos grandes, cientos de piezas de colmillos de elefante y media tonelada de marfil.

En la operación se identificaron casi 600 sospechosos y hubo arrestos en todo el mundo, incluso 21 en España.

Juergen Stock, secretario general de la Interpol señaló que los delitos contra la fauna silvestre no solo despojan a nuestro medio ambiente de sus recursos.

IN