Un jaguar que se encontraba en la reserva animal del municipio veracruzano de Orizaba, mató a un perro que acompañaba a su dueña mientras paseaba por el área de gran afluencia turística.

En un boquete de la jaula, el perro introdujo la cabeza y fue alcanzado por el jaguar, quien lo jaló una y otra vez por lo que rápidamente lo devoró ante la mirada de agentes de la policía y turistas.

Los hechos ya son investigados y se busca reforzar la seguridad de la zona para evitar que ocurran más accidentes.

IN