Ping Pong es un perro que ha sido reconocido como un héroe local de una aldea de Tailandia por salvar la vida de un bebé recién nacido que fue abandonado y enterrado vivo por su madre, una adolescente del lugar.

La joven de 15 años de edad tuvo al bebé sin que sus padres lo supieran y lo enterró; el perro comenzó a escarbar en el terreno y ladraba, su dueño se dirigió con él y encontraron al infante.

Ping Pong y su dueño.

Una de las pequeñas piernas del recién nacido que sobresalían de la tierra, momentos después varios lugareños llegaron al lugar y trasladaron al bebé a un hospital, donde lo reportaron estable de salud.

La madre del menor ha sido acusada de abandono de infante e intento de asesinato. El dueño de Ping Pong dijo que el perro no mueve una de sus patas debido a que un auto lo impactó, pero es un amigo leal y ayuda a su dueño a cuidar su ganado.

IN