México.  Un hombre de Florida murió el fin de semana tras ser atacado por un casuario, considerado el ave más peligrosa del mundo.

Marvin Hajos, de 75 años, pereció poco después del ataque, ocurrido en la mañana del viernes  12 de abril, en su granja cerca de Alachua, Florida, según el teniente Josh Crews de la Oficina del Sheriff del condado de Alachua.

La Comisión de Pesca y Vida Silvestre de Florida, investiga el incidente, además, informó que se requiere un permiso para la venta, exhibición pública o posesión de estos animales.

Los casuarios son parientes de avestruces, emúes y rheas. Son las segundas más pesadas del mundo después de los avestruces, pueden medir entre 1,2 y 1,7 metros de altura y pesar hasta 167 libras, según datos del zoológico de San Diego.

Lo que las hace peligrosas, sin embargo, son sus patas, con tres dedos con uñas puntiagudas. La más peligrosa es la del medio, que termina en una verdadera daga de varios centímetros de largo.

AR