España. En el pueblo de San Bartolomé de Pinares hacen cada 16 de enero el ritual de  Las Luminarias, el cual consiste en pasar a los caballos  a través de las llamas.

Alrededor de 130 caballos participan en el ritual, que se remonta al año de 1000 a.C. La creencia era que el fuego, gran purificador, protegía a los animales de las enfermedades y proveía fertilidad a los jinetes.

Con la ceremonia de los caballos finalizada, los residentes del pueblo utilizan las brasas para asar carne y luego se entregan a la fiesta durante la noche.

Al día siguiente, las fogatas son encendidas nuevamente para volver a sumergir las calles en humo, en honor de San Antón, el protector de los animales.

Con información de Milenio

PR