Los perros y gatos son criaturas a las que fácilmente podemos darles hogar, además de todo nuestro amor.

Si eres de esas personas que siempre quisiera adoptar un perrito  pero por falta de tiempo, espacio o dinero no lo puedes hacer, aquí te van 7 medidas con las que puedes ayudarlos.

  1. Voluntariado

Los refugios siempre necesitan de manos extras, porque en algunas ocasiones el cupo de animales rescatados los sobrepasa y las labores de cuidado y limpieza aumentan considerablemente. Además ayudarás que las mascotas refugiadas a que se sientan mejor y amadas.

 2. Participa en eventos de adopción

Estos son muy populares entre la gente, por lo que muchas veces se necesita que alguien se encargue del papeleo y controlar a la gente que muchas veces quiere acaparar todo.

3. Haz donaciones en especie o monetarias

Los  albergues generalmente piden ambas, puedes depositarlos en su cuenta bancaria o dejar los donativos en especie, directamente en el lugar. Si piensas hacer donaciones materiales recuerda que la limpieza también importa y los artículos de limpieza también será de gran ayuda.

4.  Apoya en redes sociales a grupos de rescate

Si te unes algún grupo de redes sociales que se encargue de difundir rescates y adopciones ayudarás a que un mimado encuentre más rápido un hogar.

5.  Fomenta las campañas de “ser dueño responsable”

Difunde dentro de tu comunidad lo que es ser un dueño responsable, genera conciencia para que la gente esterilice a sus mimados y que aprendan que ellos son seres sintientes.

6. Infórmate sobre la nuevas leyes en materia de protección animal

Al  saber esto tendrás oportunidad de defender los derechos animales y proteger a estos mimados que tanto lo necesitan.

7. Ofrece tu casa como hogar temporal

Ayudarás a que el animal se acostumbre a vivir en una casa, se familiarice y conviva con humanos.

Ya sabes,  ¡todos podemos poner nuestro granito de arena para contribuir al bienestar de los mimaditos!