Chichí, el perrito rescatista del 19 de septiembre de 2017, murió por complicaciones de la enfermedad que lo aquejaba y le impedía moverse, así lo informó la página encargada de difundir el estado de salud del perrito.

La asociación Adoptando Amor Saltillo explicó que la lesión que tenía Chichí en la médula espinal provocó daños en las funciones de deglución y se bronco aspiró el domingo.

En junio, el rescatista Luis Bernardo Campos Salazar acudió a las redes sociales para pedir ayuda para su pastor belga, de siete años, que fue diagnosticado con una lesión de un tendón que le llega a las cervicales, por lo que perdió la movilidad.

A finales de junio el perro mostró mejoría y su veterinario previó que recuperaría la movilidad, en un video se mostró entusiasta al ponerse en cuatro patas con ayuda de su cuidador.

Chichí participó con su entrenador en las labores de rescate tras los derrumbes de varios edificios en la Ciudad de México y logró rescatar 11 personas.

IN